Faro de San Juan Salvamento (Lugar de emplazamiento)en Isla de los Estados

La Senda de Lucas Bridge
28 Diciembre, 2016
De nuestra historia
28 Diciembre, 2016

El faro de San Juan de Salvamento (conocido también como Faro del Fin del Mundo) se encuentra al noreste de la Isla de los Estados, Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, en Patagonia, al sur de Argentina.
Es el faro más antiguo de Argentina y el primero en ser edificado en las aguas australes. La novela de Julio Verne El faro del fin del mundo, le dio fama y el apodo.
Su construcción data de 1884, cuando la División Expedicionaria al Atlántico Sur, al mando del comodoro Augusto Lasserre, establece en la isla de los Estados una subprefectura marítima, un penal y una estación de salvamiento para auxilio de los numerosos naufragios que se producían en las inmediaciones del cabo de Hornos. El faro era una casa de madera de lenga (roble de Tierra de Fuego) de 16 lados, y de apenas 5 m de alto (algo más de 6 m incluyendo la bola de metal) por 9 m de diámetro. El tejado casi circular estaba recubierto de una lona impermeable. Su equipo luminoso era del mismo tipo usado 3 años después en el faro Río Negro. La luz estaba proporcionada por 8 lámparas fijas de queroseno colocadas detrás de unas ventanas cuyos cristales eran lentes de Fresnel. Vivían en él seis fareros.
Julio Verne se inspiró en ese faro para escribir su novela El faro del fin del mundo, publicada póstumamente en 1905. Si bien el faro de la novela es una torre de piedra que nada tiene que ver con el faro real, el autor lo sitúa precisamente en el cabo San Juan de la isla de los Estados, entre la bahía del mismo nombre y una bahía de nombre ficticio, la bahía de Elgor.
El 22 de julio de 1976, el antiguo faro de San Juan de Salvamento fue declarado Monumento Histórico Nacional por decreto nº 1385, decreto que fue derogado en 1999, puesto que los restos originales del faro habían sido trasladados al Museo Marítimo y del Presidio de Ushuaia por personal del Museo y la Armada Argentina. Debido a la importancia histórica del lugar y siendo necesario preservar su memoria, el decreto 64/99 del 3 de febrero de 1999 declaró Lugares Históricos Nacionales a los emplazamientos donde estuvieron ubicados el faro y el puerto de San Juan de Salvamento.